jueves, 24 de octubre de 2013

Ejecutan a dos menores - El Sol de San Luis

Redacción / El Sol de San Luis

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- Comando armado ejecutó a dos adolescentes de 17 años de edad, uno de ellos supuestamente hijo de un policía estatal, al rafaguearlos la tarde de ayer en las calles de la colonia Los Reyitos, para enseguida huir a bordo de una camioneta y un automóvil. Trascendió que el lugar era un presunto "punto de venta" y los primeros reportes revelaban que una niña y un niño fueron alcanzados por las balas.

Este nuevo hecho violento ocurrido en la capital potosina puso en alerta a los vecinos y causó intensa movilización de los cuerpos policíacos, principalmente de la Dirección de Seguridad Pública del Estado.

El sorpresivo ataque de los sicarios se dio aproximadamente a las 16:00 horas en la privada de Fernando Caballero casi esquina con Madrigal en la colonia Los Reyitos.

En cuestión de minutos las calles aledañas fueron acordonadas por oficiales y patrullas de Seguridad Estatal, para evitar el acercamiento de curiosos y personas ajenas a las autoridades.

Se pudo observar que sobre la banqueta quedaron tendidos los cuerpos de dos jóvenes al parecer de 17 años de edad, los que presentaban varios impactos de bala en el cuerpo, producidas presuntamente con armas calibre 9 milímetros, esto al quedar en el lugar de la ejecución al menos 15 casquillos percutidos.

De acuerdo a testigos, a la hora señalada arribaron a la calle Fernando Caballero una camioneta tipo Suburban color verde oscuro y un automóvil Platina gris plata, éste último con el signo de pesos según pintado en el medallón.

En ambas unidades viajaban varios individuos que al pasar frente a los adolescentes abrieron fuego en su contra en repetidas ocasiones, para enseguida alejarse a toda velocidad, en tanto los jovencitos cayeron mortalmente heridos en la acera.

Los vecinos al escuchar la serie de detonaciones hablaron a la policía solicitando ayuda, y a paramédicos de las unidades de rescate, sin embargo cuando se trató de auxiliar a las víctimas, ya se encontraban sin vida.

Ya acordonada el área se presentó un fiscal del Ministerio Público de la mesa de Alto Impacto, que auxiliado por personal de Servicios Periciales, y un médico legista procedieron a dar fe de los cuerpos inertes de ambos jovenzuelos, uno de los cuales según comentaron vecinos era hijo de un oficial de policía.

Más tarde la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó la muerte de los dos adolescentes, así como dos menores heridos, entre ellos una niña de entre tres y cuatro años de edad, la que se encuentra grave al recibir un balazo en la cabeza.ç

La dependencia también reveló que varios testigos ya se encontraban rindiendo su declaración y la Policía Ministerial del Estado ahonda en la investigación de los lamentables hechos ocurridos.

Como se dijo, lo anterior creo una intensa movilización por parte de elementos del Mando Unico Policial y de la Miniterial del Estado, y para las 5:30 de la tarde ya se hablaba de al menos un detenido y habría la posibilidad de dar de inmediato con el resto de los autores de la ejecución.

COMUNICADO OFICIAL

Por la noche la PGJE informó que, según las primeras declaraciones de los testigos, los jóvenes que perdieron la vida, huían de hombres armados que viajaban en una camioneta Ford Explorer color guinda, quienes les iban disparando calles atrás.

Los adolescentes en un momento dado buscaron esconderse entre un grupo de personas que estaban reunidas en la privada Fernando Caballero, cerca de la calle Madrigal, por lo que ahí hirieron en la cabeza a una niña de tres años y en el pie a un niño de 11 años.

En ese  mismo lugar mataron a los dos jóvenes, quienes perdieron la vida a causa de los disparos de los hombres.

Las personas presentadas ante las autoridades competentes, confirmaron  que el lugar donde sucedieron los hechos es un punto de venta  y entrega de droga, y que los agresores pertenecen a un grupo delictivo.

Las diferentes corporaciones policíacas se encuentran en busca de la camioneta guinda, donde huyeron los presuntos homicidas quienes tomaron la calle Madrigal y posteriormente la avenida Muñoz.

Los occisos fueron identificados más tarde  como Luis  y Luis Adrián  y los menores que fueron lesionados son Brisa de tres años y Juan Miguel de 11, quienes se encuentran hospitalizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada