sábado, 26 de octubre de 2013

También las acusan por crimen organizado - La Prensa (Nicaragua) (Suscripción)

 

 

Los afectados con la venta de pólizas falsas llegan a los 300. LA PRENSA/ ARCHIVO

 

 

Alina Lorío

 

 

El Ministerio Público acusó este viernes, por crimen organizado en la modalidad de estafa agravada y falsificación material a las dos ex vendedoras de seguros, Aura Soledad Zelaya Ortez y Jéssica Margarita Gómez Meléndez.

 

Ellas habían salido en libertad el pasado 22 de octubre a raíz de un cambio en la medida cautelar ordenada por el juez competente.

 

Ambas vendedoras de seguro que laboraban en el Instituto Nicaragüense de Seguro y Reaseguro (Iniser) y la empresa Mapfre de Nicaragua, respondieron a una primera acusación por Estafa Agravada presentada por Iniser y cuatro afectados por una cuantía de 800 dólares.

 

Según los abogados defensores de las procesadas, Gabriel Díaz y Cristian Saldaña, la Policía Nacional procedió incorrecta e ilegalmente al decidir recapturar a las jóvenes a pesar de la orden judicial que les otorgó libertad condicional. Por eso, las procesadas interpondrán un recurso de amparo ante el Tribunal de Apelaciones de Estelí.

 

MÁS DE CIEN VÍCTIMAS

 

Ambos abogados coinciden en que esta segunda denuncia, por crimen organizado, toma relevancia porque serán llamados como víctimas a más de cien propietarios de vehículos afectados con la adquisición de presuntas pólizas falsas y que ya interpusieron sus denuncias en la Policía Nacional, pero además el proceso no permite un cambio de medida cautelar, lo que implica que las jóvenes quedarán en prisión preventiva hasta que finalice el juicio.

 

La juez de audiencia admitió la acusación contra las dos procesadas y notificó que la audiencia inicial en el caso se efectuará el próximo 4 de noviembre probablemente en un sitio amplio y no en el complejo judicial, ya que será citados más de cien personas consideradas víctimas y ofendidos en el caso.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada