martes, 13 de enero de 2015

El cartel de 'Los Viagra' es una función de La Familia, Los templarios y ahora el CJNG

México, Detrás de la fachada de las autodefensas en Michoacán integrantes de Los Viagra o Los Sierra operan como civiles armados.

Dedicados al narcotráfico bajo el nombre de Cártel H-3, y han mantenido nexos con La Familia, Los caballeros templarios y ahora el cártel de Jalisco Nueva Generación, revela un informe de inteligencia del gabinete de seguridad nacional al que MILENIO tuvo acceso.

Miembros de Los Viagra fueron identificados como responsables del ataque del 6 de enero contra efectivos de la Policía Federal que derivó en un enfrentamiento con saldo de ocho muertos por herida de bala en Apatzingán, supuestamente azuzados por Nicolás Sierra Santana, El Coruco o El Gordo, quien ha operado como secretario o vocero de la organización.

El gobierno federal ha establecido que Los Viagra son afines a las autodefensas que comandaba Antonio Torres El Americano, quien se encuentra en prisión; se tiene evidencia de que Carlos Sierra Santana, El Viagra, y El Coruco se han reunido en varias ocasiones con Servando Gómez, La Tuta, líder de los Templarios, para coordinar extorsiones.

Ocho hermanos de sangre fundaron este grupo en el poblado de Pinzándaro, municipio de Buenavista Tomatlán, y según declaraciones de delincuentes capturados por autoridades federales, sus integrantes realizan actividades de trasiego de droga autodenominándose Cártel H-3, así como otras actividades ilícitas.

Así se desprende del informe realizado por los órganos de inteligencia y dependencias del gabinete de seguridad nacional, conformado por la PGR, el Cisen, las secretarías de Gobernación, Defensa y Marina, la Comisión Nacional de Seguridad y la Policía Federal.

La información gubernamental establece que al menos tres de los hermanos que crearon Los Viagra, llamados Los Sierra en la zona de Tierra Caliente, son "ahijados" de Jesús El Chango Méndez, uno de los fundadores de La Familia michoacana, quien fue detenido y encarcelado en la anterior administración. Sus antecedentes se documentan en el poblado de Pinzándaro, y se trata de ocho hermanos de nombres Rodolfo, Nicolás, Valentín, Severino, Beatriz, Bernabé, Mariano y Carlos Sierra.

El análisis del primer nivel de Los Viagra señala que estos civiles armados trabajan para el mejor postor y se han alineado a distintos liderazgos criminales en Michoacán, según el beneficio económico que pueden obtener.

"(…Entre ellos hay sicarios o 'mercenarios', extorsionadores, ligados a las actividades del tráfico de mariguana y drogas sintéticas que se ocultan bajo la fachada de los grupos de autodefensas, hoy vinculados con el cártel de Jalisco Nueva Generación y afines al grupo de Antonio Torres, Simón o El Americano", se lee en los reportes.

Primero fungieron como grupo operativo al servicio de La Familia, luego se aliaron con Los caballeros templarios y en 2013, cuando se separaron y abandonaron la zona del puerto de Lázaro Cárdenas, se agruparon en Apatzingán, para extenderse a Buenavista y Tepalcatepec.

Se ofrecieron como organización armada para fortalecer los grupos de autodefensa, a quienes entregaron información para capturar a varios líderes de Los caballeros templarios.

Con estos argumentos se integraron posteriormente a las autodefensas y luego a la Fuerza Rural; sin embargo, hay informes de que mantienen el trasiego de droga bajo la denominación del cártel H-3.

Los líderes

El gobierno ubicó como los principales dirigentes a los hermanos Mariano, Rodolfo y Nicolás Sierra Santana, El Coruco.

Este último, de 37 años, es investigado por supuestos nexos con el cártel de Jalisco Nueva Generación, "para el cual puede operar el trasiego de droga y cobro de extorsiones a productores agrícolas en Petacalco.

De acuerdo con investigaciones federales, algunos de los ocho muertos en el enfrentamiento del 6 de enero pasado pertenecían al grupo de El Coruco, quien supuestamente convocó a sus simpatizantes con el argumento de que se reuniría con el comisionado para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo, en Pinzádaro.

Se le vincula con El Americano y Estanislao Beltrán, conocido como Papá Pitufo, y fue gente de confianza de El Chango Méndez.

"Se ha documentado que se reunió por lo menos dos veces con La Tuta en juntas con ganaderos y productores de limón, a quienes amenazaban para vender su producción solo a los Templarios bajo amenazas de muerte", agrega el reporte de inteligencia.

Carlos Sierra, El Viagra, ha modificado a través de los años sus relaciones de interés y actualmente su presunta relación criminal se asocia con Nueva Generación, con Luis Antonio Torres González.

Bajo su liderazgo Los Viagra mantenían como zona de operación Petacalco y La Unión, en Guerrero, además de ser personal de confianza de El Chango Méndez; posteriormente, formaron parte de los Templarios, y a finales de 2013 fortalecieron su presencia en Apatzingán, Buenavista y Tepalcatepec.

Mariano Sierra Santana, El Negro, de 35 años de edad, originario de Apatzingán, Michoacán. En medios y sitios web se señala que en 2009 fue acusado y procesado penalmente por el delito de violación en el juzgado segundo penal de Apatzingán, y se le vincula con el cártel de Jalisco Nueva Generación, para el cual supuestamente coordinaba un grupo de sicarios y halcones, además de colaborar en el trasiego de droga.

Comandante "autodefensa", entre los muertos

La Procuraduría General de Justicia de Michoacán inició una averiguación previa, luego de la emboscada en la que perdieron la vida el comandante de las autodefensas de Aquila, Rafael Meraz, y cuatro personas más, en hechos ocurridos el pasado domingo.

Las autoridades han identificado a los fallecidos, quienes respondían a los nombres de Rafael Meraz, El Chopo, comandante de autodefensas de Aquila, además de Santos Ontiveros, Criselio Rivera, José Santos Meraz, tío de El Chopo, y José Alejandro Zúñiga.

De acuerdo con testimonios recabados en el lugar por personal ministerial, aproximadamente a las 10:00 horas un grupo de 13 personas que se identificó como comunitarios realizaban un recorrido a bordo de una pick up, y al transitar por una brecha que conduce al rancho El Socorro fue agredido por desconocidos que huyeron.

Murieron cinco personas y ocho resultaron heridas, por lo que fueron auxiliadas y enviadas a diferentes hospitales.

Desde el puerto de Lázaro Cárdenas acudieron efectivos del Ejército y de la Marina, que además llevó personal médico para atender a los heridos. También prestaron apoyo autodefensas de San Pedro Naranjestil, Tizupan y Cachán, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada