lunes, 10 de agosto de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu CAPITULO 2

<--Anterior CAPITULO 1
Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
Capítulo 2
Voz: Ella no va a ningún lado contigo

Tu y Dámaso enseguida voltearon y miraron que el que había dicho eso era Luis tu novio

Dámaso: Plebe mire yo le recomiendo que le baje 2 rayitas aquí Tn ya está grandecita y ella ya decide que hacer

Tu: Luis yo ya estoy grande y tomo mis decisiones ok así que mejor retírate

Luis: Tn no puedes preferirlo a él en lugar de mi

Tu: Tu y yo vamos hablar, así que mejor retírate porque estoy atendiendo al cliente y tú lo estás agrediendo y eso está prohibido en el reglamento de empleados
Dámaso: Tn ya me voy ok me llamas
El te dio un abrazo y un beso en la mejilla, dejo el dinero en la mesa y salió con sus escoltas

Tu: Luis al corredor ahora!!!

Luis: Ya voy

Fuiste a darle el dinero a la cajera y decidiste jalarte para el pasillo, ibas con la frente en alto y muy enojada por la escena de celos de Luis, te acercaste a donde estaba el y trato de abrazarte

Tu: Déjame no quiero que me toques porque en este momento estoy enojada contigo Luis

Luis: amor perdóname es que los Celos me ganaron

Tu: Que celos ni que la chingada, estoy muy enojada contigo y hemos hablado un millón de veces de tus celos y sabes que he pensado que debemos darnos un tiempo

Luis: Tn no me hagas esto por favor no (se arrodillo y comenzó a llorar)

Tu: Luis párate eso no funciona conmigo, tu bien sabes que te he dado muchas oportunidades y no las has sabido aprovechar yo quiero hechos no palabras

Luis: (Se para y se limpia las lágrimas) dime me dejas por ese wey, que te espera con el siempre deberás ocultarte de las leyes porque tú y yo sabemos bien a que se dedica ese bato

Tu: Basta!! No te dejo por él, te dejo por ti por tu culpa por que ya no voy aguantar mas tus celos ya me enfade
Te diste la media vuelta dejando a Luis ahí parado con la palabra en la boca.
Todo lo que seguía de tu turno lo ignoraste y lo esquivaste, era tu hora de salida tomaste tus cosas y te dirigiste a la salida.
En tu mente pasaban imágenes de todo lo que había sucedido hoy mientras caminabas rumbo a la parada de autobús, te sentaste y comenzaste a leer tu libro __________ te pusiste tus audífonos mientras esperabas tu camión, cuando alguien llega y te tapa los ojos…

Voz: Adivina quién soy?
Tu intentaste pararte y quitarte las manos de los ojos pero no podías, tu corazón latía a mil por hora, estabas espantada con tu respiración muy agitada, cuando por fin lograste tu objetivo te diste cuenta que era…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada