sábado, 20 de diciembre de 2014

Los pozoleros, la novia y los sicarios de El Teo

Desde el 2006 los rumores sobre la presunta detención de Teodoro García Simental, El Teo, se desataron en Tijuana.

Pero hasta hoy se detuvo al ahora adversario del cártel de los Arellano Félix, quien rompió con éstos en abril del 2008. Las matanzas sanguinarias ordenadas y ejecutadas por El Tres Letras contra los miembros de la organización de sus ex patrones se volvieron famosas.

 En 2008, los ajustes de cuentas entre ambos bandos dejaron 695 muertos, según información del semanario Proceso. Los pozoleros de El Teo De las acciones del Teo se popularizó el narcotérmino, otrora local, del "pozole" y los "pozoleros".

 Hacer "pozole" es fundir a los adversarios en ácido o sustancias tóxicas; un "pozolero" es quien se encarga de desaparecer los cadáveres.

Hace casi un año, en Tijuana se detuvo al Pozolero del Teo, quien llamó la atención de los medios, pues se atribuyó la desaparición de más de 300 personas por órdenes de García Simental.

Santiago Meza López, El Chago cobraba 600 dólares por semana por hacer un trabajo que considera "como cualquier otro". Explicó que la "materia prima" la compraba en cualquier lugar.

A él le entregaban los cadáveres de sus víctimas para que los deshiciera. Los introducía en un tambo y les vaciaba sosa, bastaban 24 horas para que de los cuerpos sólo quedaran los dientes y un líquido que enterraba en una fosa clandestina.

Para desaparecer los cadáveres tenía que mover constantemente la sosa, de ahí que al proceso se le denomine "pozole".

Meza López aseguró que entre sus víctimas sólo había hombres, y de acuerdo con su declaración ante las autoridades federales, fue parte del saldo de la "guerra de cárteles" que se libró el año pasado. Los asesinados eran "enemigos o deudores" de El Teo.

Después de esta noticia, una serie de personas reclamó realizar pruebas de ADN a los cuerpos que las autoridades hallaran en la supuesta fosa de El Pozolero del Teo, pues muchos desconocen el paradero de algunos familiares y piensan que podrían haber sido víctimas de El Chago.

Los deudos de los desaparecidos, hasta la fecha no saben si sus hijos, esposos o amigos fueron fundidos en sosa o ácido, pero realizan actos en donde "trabajara" en pozolero. De hecho, formaron la Asociación Ciudadana contra la Impunidad.

Sin embargo, El Teo no sólo tenía un pozolero. Un mes después, federales detuvieron en Baja California a Javier Ernesto López Oceguera, quien aceptó ser compadre de Raydel López Uriarte, alias El Muletas, lugarteniente del Teo y dedicarse a deshacer cuerpos en ácido en complicidad con El Chago.

La novia de El Tres Letras

Pero no sólo los pozoleros del Teo se hicieron famosos. Los narcos también tienen su corazoncito.

En diciembre de 2008, El Tres Letras ordenó un baño de sangre de 37 muertos (entre ellos tres niños y cinco policías locales), tras la ejecución de su novia, Karla Priscila Carrasco Agüero, quien cayó en una balacera en la Mesa de Otay y donde versiones señalaron que también habrían muerto sus lugartenientes, Raydel López Uriarte, El Muletas, y el ex agente municipal, Filiberto Parra Ramos, La Perra. Sólo la mujer falleció.


Karla Priscila Carrasco Agüero tenía 25 años cuando recibió dos tiros calibre .9 milímetros. La chica había adquirido una tienda de regalos, con un costo aproximado de 240 mil pesos, después de eso a la joven se le relacionó sentimentalmente con Teodoro García Simental.

La Perra y El Muletas

Raydel López Uriarte, El Muletas, y el ex agente municipal, Filiberto Parra Ramos, La Perra, eran los principales operadores de El Teo.

La Perra fue detenido en junio pasado en una operación que contó con la participación del Ejército y varias corporaciones policiales.

Y El Muletas también esta preso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada