viernes, 28 de noviembre de 2014

Guerra entre “El Licenciado” y el “Chapo Isidro” desatan violencia en Baja California Sur

La pugna que mantienen las células de Dámaso López Núñez, "El Licenciado" del cártel de Sinaloa y Fausto Isidro Meza Flores, "Chapo Isidro".

Por el control de La Paz, Baja California Sur, vivió el pasado 12 de octubre un capitulo sumamente violento con el levantón, tortura, ejecución y posterior calcinación de tres integrantes del crimen organizado, con lo que al 21 de octubre pasado sumaban 22 muertos.

Los criminales asesinados, fueron metidos a un automóvil rentado, para luego ser incendiados a la altura del km 38 de la autopista federal La Paz-Ciudad Constitución. Irónicamente, mientras esto sucedía.

Se registró la llegada de un grupo de la Unidad Especializada de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada (SEIDO) y un comando de 200 elementos del Ejército.

Aquella madrugada del domingo 12, los sicarios de los Beltrán Leyva fueron reportados desaparecidos antes de ser degollados e incinerados. Para el 14 de octubre, en YouTube fue colgado un "narcovideo" titulado "La gente de René de La Paz" donde aparecieron los buscados.

El video de 6 minutos y 2 segundos de duración, "explica" que los protagonistas trabajan para "René" o "00" y que están avergonzados de haber trabajado para el cártel de Sinaloa. Asimismo, los criminales torturados indican que ahora están a las órdenes del "Chapo Isidro".

En esa misma grabación, se indica que los sicarios de los Beltrán Leyva degollaron al ex efectivo ministerial del estado, Carlos Antonio Mayoral Hernández El Mayoral, para colocarla junto al cuerpo, además de imágenes de un vehículo ardiendo.

La videograbación también muestra a un hombre de aproximadamente 50 años, semidesnudo, con huellas de tortura y una venda negra en la cabeza. De acuerdo a la PGJE, éste fue asesinado y enterrado en una fosa clandestina, a 200 metros de la avenida Pino Payas, cerca de la subestación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Al igual que este, otros crímenes de la reciente ola fueron cometidos entre la "línea divisoria" de los territorios criminales, próxima a la avenida Colosia, y donde algunos narcomenudistas fueron sorprendidos vendiendo en territorios rivales, con persecuciones y balaceras incluidas.

En las investigaciones se acusa al delegado de la PGR, José Eduardo Peruyero Redondo por falta de voluntad política para atraer el caso. No obstante, las labores de coordinación interinstitucional lograron la captura reciente de 5 sicarios que trabajaban para Cruz Alfonso Lozoya Uriarte, "El Grande" y Vidal Martínez Barraza, "El Víctor" o "El Vidal". Los delincuentes fueron detenidos por efectivos de la PGJE y la SEDENA, en el poblado de Todos Santos, al sur de la ciudad capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada