jueves, 29 de agosto de 2013

Ejecutan a joven secuestrada - El Sol de Tijuana

Manuel Cordero

Tijuana.- Una mujer fue asesinada a pesar de que sus familiares pagaron el rescate exigido por los secuestradores que la habían privado de su libertad, pero finalmente le quitaron la vida mediante el estrangulamiento y abandonar su cuerpo en la vía pública.

Se trata de una fémina de entre 25 a 30 años de edad, pero su identidad se reservaron las autoridades estatales por el sigilo de la investigación que realizan agentes de la Subprocuraduría Estatal Contra la Delincuencia Organizada.

Aunque el crimen violento no trascendió a la opinión pública en su momento, el hallazgo del cuerpo se registró a las 20:25 horas del sábado pasado en la calle San Pedro Mártir, del fraccionamiento del mismo nombre, en la delegación La Presa.

El cadáver de la fémina estaba atado de pies y manos con cinta adhesiva y cubierto el rostro con el mismo material y como huellas de violencia física mostraba dos surcos completos alrededor del cuello que le dejó el instrumento con el que la estrangularon.

Como características físicas de la víctima se aportó de complexión robusta, tez morena, de 1.58 metros de estatura y cubierta sólo con un vestido color azul y negro sin mangas, pantaleta negra y en el sitio se halló una cadena rota de plata con un dije con la figura de una rosa.

En forma extraoficial se obtuvo que días antes la fémina había sido secuestrada por un grupo de sujetos armados que la interceptaron cuando viajaba en un vehículo no descrito en esa misma zona Este de la ciudad.

Luego de contactarse con sus familiares los hampones les exigieron una indeterminada cantidad de dinero a cambio de su libertad, por lo que se entablaron las negociaciones para tal efecto.

Se confió a este diario que finalmente el rescate lo pagaron sus parientes el mismo día sábado, pero los raptores y criminales no respetaron el acuerdo y horas después la privaron de la vida mediante la asfixia por ahorcamiento.

La fallecida ya está plenamente identificada por las autoridades estatales, pero se excusaron de no proporcionar su nombre por el sigilo de las pesquisas que se practican con motivo del asesinato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada