viernes, 30 de agosto de 2013

Ejecutan a pareja en un picadero - El Sol de Tijuana

Manuel Cordero

Tijuana.- Mientras que se identificaron los cadáveres de dos individuos que fueron ejecutados al anochecer el martes, el día de ayer se descubrieron los cuerpos de tres personas, entre éstas una mujer, privados de la vida con disparos de arma de fuego.

Por aparentes cuestiones de "narcomenudeo" se ejecutó quien en vida llevó el nombre de Eduardo Corona Ochoa, de 32 años, en el inmueble situado en la calle Jazmines, número 4938, de la colonia Rancho las Flores, en la delegación San Antonio de los Buenos.

Al arribar al sitio las autoridades estatales detallan que el finado estaba en las escaleras que conducen al patio en declive y al revisarlo darse cuenta que presentaba siete impactos de proyectil de arma de fuego diseminados en su humanidad.

En la escena del crimen recogieron 17 casquillos percutidos de pistola escuadra calibre 45, así como una bolsa de plástico que contenía un paquete de marihuana y otra con similar vegetal.

Al indagar en el lugar de los hechos ocurridos a las 17:40 horas, les comunicaron que frente al número 4705 se encontraba tirada una pistola escuadra calibre 45 "amartillada" y al revisarla contar con un tiro útil en la recámara y dos más en el cargador.

En la refriega armada una persona resulto lesionada por impacto de bala, pero no se aportó su nombre y mayores detalles al respecto.

Como Luís Giovanni Cárdenas Pérez, de 24 años, se reconoció a otro sujeto que se halló alrededor de las 19:00 horas del mismo día sobre la carretera Camino Antiguo a Tecate, entre Mexicali y Simón Bolívar, de la colonia Los Venados, en la delegación La Presa.

En el momento se observó que tenía los pies atados con un cable eléctrico y uno más anudado al cuello con el que le provocaron la muerte mediante asfixia por estrangulamiento y huellas de sujeción en ambas muñecas.

Se descarta que el móvil del crimen haya sido el robo ya que en una bolsa del pantalón se encontró su cartera y sólo se anota con documentos personales que sirvieron para su identificación.

De momento se encuentran en calidad de desconocidos los cuerpos de un hombre y una fémina de entre 30 a 35 años de edad, descubiertos a las 06:55 horas de ayer tras de haberlos privado de la vida de numerosos impactos de bala.

El doble crimen se perpetró en una casa utilizada como "picadero" situada en el callejón Raúl Madero y Francisco Mújica, de la segunda sección de la colonia Obrera, en la delegación San Antonio de los Buenos.

La Procuraduría General de Justicia comunicó que el cadáver del varón estaba tendido en el patio y al revisarlo exhibir un balazo en la cara lateral derecha del cuello y cuatro más en diferentes partes del tórax y abdomen.

En el cuartucho de madera estaba el cadáver de la mujer que presentaba dos impactos de proyectil de arma de fuego en la región lumbar, pero no se anota si se encontraron o no casquillos percutidos en la escena del crimen.

Pasadas las 07:00 horas de ayer, residentes de la calle Cachanilla, de la colonia Herrera, en la delegación Playas de Tijuana, llamaron a la central de radio para notificar fétidos olores que provenían de la cajuela de un automóvil abandonado en el lugar.

Luego de confirmarlo procedieron a inspeccionar el maletero y hallar el cadáver putrefacto de un desconocido de entre 30 a 35 años de edad maniatado de pies y manos con cinta adhesiva.

Por las deplorables condiciones en que estaba no fue posible obtener sus características físicas y los tres cuerpos fueron ingresados a la morgue del Servicio Médico Forense para la necropsia de rigor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada