miércoles, 29 de octubre de 2014

Dos ejecutados en Culiacán, Sinaloa

Dos sujetos que iban en una motocicleta fueron asesinados a balazos tras vertiginosa persecución en la colonia Ignacio Allende.

El hecho se suscitó a las 22:40 horas de este martes. Dos jóvenes fueron asesinados cuando viajaban en una motocicleta sin placas y sin reporte de robo. Se presume que fueron varios sujetos que agredieron a los jóvenes, quienes una vez perpetrado el crimen corrieron a perderse.

El hecho se produjo en la intersección de la avenida Francisco Márquez y calle Manuel Hernández, ahí fue donde los interceptaron, a una cuadra de la avenida Álvaro Obregón. Uno de los muertos, según familiares.

Se llamaba Roberto Carlos Argüelles López, de 20 años de edad, vecino de la Lombardo Toledano. Del otro no hay aún identificación positiva.

Sobre la calle quedaron regados casquillos .38 súper y calibre .9 milímetros.

Al lugar arribaron elementos de diferentes corporaciones policiales y del Ejército mexicano.

Más detalles

Dos jóvenes que eran perseguidos a bordo de una motocicleta fueron asesinados a balazos la noche de este martes en la colonia Ignacio Allende.

El doble homicidio se llevó a cabo sobre la calle Ignacio Ramírez entre la avenida Álvaro Obregón y la calle Rey Gaspar en el sector antes mencionado.

De acuerdo a la información de las autoridades, los dos jóvenes circulaban a bordo de una moto Italika roja 2015 sin placas de circulación y de acuerdo a testigos eran perseguidos por otra motocicleta en la que venían dos sujetos no identificados.

Al llegar a la esquina de las calles Ignacio Ramírez y Rey Gaspar lo hoy occisos perdieron el control del volante por lo que la motocicleta derrapó y cayó al suelo por lo que los jóvenes quisieron escapar a pie pero cayeron abatidos por disparos de uno de los gatilleros.

En el lugar de los hechos las víctimas fueron identificadas con los nombres de Roberto Carlos López Argüelles, de 20 años, y Daniel Guadalupe Olivas López, de 19 años, ambos con domicilio en la colonia Lombardo Toledano.

En la escena del crimen se encontraron 17 casquillos de bala de calibre .9 milímetros y .45.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada