martes, 28 de octubre de 2014

Sicarios habrían confesado crimen de normalistas y ubicación de fosas

Nuevas evidencias y declaraciones obtenidas por la Procuraduría General de la República apuntan a que los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos.

Desde el pasado 26 de septiembre, sí habrían sido asesinados y sus cadáveres están sepultados clandestinamente en la región de Tierra Caliente, Guerrero. Ayer, el titular de la PGR Jesús Murillo Karam.

Confirmó la detención de cuatro personas que "operaron la desaparición de los jóvenes" y quienes han aportado datos relacionados con su posible destino. Todos seguían declarando ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Fuentes ministeriales consultadas por el periódico capitalino 24 Horas indican que los detenidos pertenecientes al grupo autodenominado "Guerreros Unidos", cuyos nombres no se han revelado, señalaron por separado que las personas que recibieron fueron asesinadas por órdenes de "El Gil" y otros mandos de la organización criminal.

Las personas detenidas aportaron algunos datos sobre la supuesta ubicación en la que fueron dejados los estudiantes, lo que desató ayer una intensa movilización de fuerzas federales.

"Un grupo especializado de peritos de la Procuraduría y del grupo de expertos argentinos buscan evidencias para corroborar el dicho de los detenidos", dijo ayer Murillo Karam.

La PGR no informó del punto preciso señalado por las personas detenidas en el que fueron dejado los estudiantes, aunque fue evidente el desplazamiento de fuerzas federales en el municipio de Cocula, y el acordonamiento pericial de un paraje ubicado a un costado del basurero municipal, en la zona conocida como Puente Río San Juan.

Ayer los reportes extraoficiales surgidos en la zona adelantaron que se habrían encontrado restos por lo menos en una fosa.

La versión del homicidio de los 43 estudiantes coincide con lo que ya había adelantado también el sacerdote y activista Alejandro Solalinde, quien señaló en días pasados que de acuerdo con los datos y testimonios en su poder, los estudiantes fueron asesinados y algunos quemados.

Tras una reunión con el procurador Murillo Karam el jueves pasado, Solalinde dijo que su información coincidía en 80 por ciento con la de la PGR.

De acuerdo con el balance de la PGR, hasta ahora suman 56 personas detenidas por los ataques perpetrados contra los estudiantes normalistas, incluyendo las cuatro personas cuya captura fue anunciada el día de ayer.

Todo apunta a Cocula


Las declaraciones de los detenidos conducen a las autoridades a 30 minutos de Iguala, donde fue hallada una nueva fosa clandestina con restos óseos; dos de los inculpados, autores materiales.

Las fuerzas federales que buscan a los 43 normalistas de Ayotzinapa centraron su búsqueda en el paraje Puente de Río San Juan, en Cocula, Guerrero, donde fue encontrada una nueva fosa clandestina con restos óseos.

La llegada de agentes federales, personal castrense y peritos a ese lugar derivó de las declaraciones que realizaron integrantes del grupo criminal "Guerreros Unidos" detenidos ayer; los sospechosos "operaron la desaparición" de los estudiantes tras los sucesos de violencia registrados en Iguala la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de este año.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, anunció la detención de cuatro integrantes de la organización delictiva, dos de los cuales, dijo, son autores materiales de haber "recibido un amplio grupo de personas".

Indicó que a raíz de las declaraciones de estos delincuentes, las fuerzas federales se trasladaron (a Cocula), junto con los peritos para buscar evidencias y corroborar los dichos de los sospechosos.

"Dos de los detenidos han referido que ellos recibieron a un amplio grupo de personas y en este momento declaran sobre su destino, están todavía declarando; al mismo tiempo, un grupo especializado de peritos de la procuraduría (General de la República) y del grupo de expertos argentinos buscan evidencias para corroborar el dicho de los detenidos.

"Los otros dos detenidos son "halcones" (informantes), también de la organización criminal; éstos confiesan haber participado como vigilantes el día de los hechos y hasta el momento sus declaraciones han sido coincidentes con el testimonio de los primeros" (52 detenidos en este caso), señaló el procurador.

Murillo no reveló el nombre de los detenidos ni el lugar donde fue hallada la fosa; sin embargo, hizo una invitación a los medios de comunicación para asistir a la zona del hallazgo.

Funcionarios del gobierno federal mencionaron que las fuerzas federales se trasladaron al paraje conocido como Puente de Río San Juan, a 30 minutos de Iguala, donde está el basurero municipal.

Los agentes federales fueron guiados a la fosa, en donde encontraron restos óseos; asimismo, unidades caninas de la PGR asisten en la búsqueda, mientras que helicópteros sobrevolaron la zona.

El lugar fue acordonado por personal del Ejército y agentes ministeriales para evitar la contaminación en la escena del crimen; allí estuvo presente el director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, Tomas Zerón de Lucio, quien horas después se retiró sin emitir comentarios; más tarde estuvo presente en el mensaje que dio el procurador en la Ciudad de México sobre los avances en esta investigación.

"Testimonios importantes"


Jesús Murillo Karam dijo que han logrado obtener mayor información a partir de la detención ayer de cuatro integrantes de "Guerreros Unidos".

Comentó que han sido muy importantes las declaraciones de todos los detenidos y su concordancia con éstas últimas que vienen realizando los recién capturados; los cuatro detenidos están rindiendo su declaración en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

"Con esto, hoy tenemos las primeras detenciones que se hacen de quienes han confesado que participaron la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 ya en la desaparición y destino de ese amplio grupo de personas; es decir, en la anterior conferencia les decía que teníamos detenidos a los que habían capturado a quienes fueron secuestrados esa noche y también teníamos claramente identificados autores intelectuales. Hoy tenemos ya a quienes operaron la desaparición de estos jóvenes", expresó.

El procurador subrayó que toda la fuerza del Estado está trabajando en este momento para corroborar la versión de los que están declarando, "pero también (nos) mantenemos en la búsqueda, en caso de que no se diera la corroboración, de los jóvenes y también de los responsables que ya han sido identificados, hay un esfuerzo de coordinación permanente para también detener a los autores intelectuales además de los materiales".

Detalló que ayer el presidente Enrique Peña Nieto acordó con el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega, la creación de un grupo de expertos, prestigiados y respetables, para que le den seguimiento a la averiguación previa de la PGR y "puedan incluso opinar y dar ideas que nos permitan acercarnos más pronto a la verdad total de este asunto, a la que estamos comprometidos a llegar".

Caen 3 en Morelos


Infantes de la Secretaría de Marina Armada de México detuvieron la madrugada de este lunes a tres integrantes del grupo delictivo "Guerreros Unidos" directamente vinculados con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, además de que un hombre murió en el lugar y también fueron asegurados vehículos y un inmueble.

El fiscal general del estado, Rodrigo Dorantes, anunció que el operativo comenzó a las cinco de la mañana en la calle 5 de Mayo, de la colonia Las Granjas.

En rueda de prensa, Dorantes informó que los marinos arribaron a la zona por una "denuncia anónima" que indicó que en el lugar había varios sujetos ingiriendo bebidas alcohólicas y realizando disparos al aire.

Cuando los efectivos llegaron al lugar varios sujetos se dieron a la fuga. Uno de ellos ingresó a un edificio. El hombre, cuya identidad aún es desconocida —aunque el funcionario destacó que se trata de un miembro de "Guerreros Unidos" y que es originario de Teloloapan, Guerrero— portaba un rifle AR-15 que pretendió disparar desde su escondite. Sin embargo, el piso no soportó su peso y cayó desde una altura de 10 metros.

Los marinos lograron darle alcance al grupo de personas que escapaba en un auto sedan color claro, debido a que en su huida se metió a una privada y no pudo seguir avanzando. Según la información obtenida en el lugar, los marinos detuvieron a tres personas, entre ellas una mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada