martes, 29 de mayo de 2012

Alumnos planean y ejecutan el robo a su propia escuela en NL - Terra México

Monterrey.- La descomposición social, donde prevalece el interés económico y el uso de cualquier medio, incluso ilegal para obtenerlo, orilló a dos menores de edad a planear y ejecutar el robo de su propia escuela.
 
Las autoridades de justicia de Nuevo León, a través del Vocero de Seguridad, Jorge Domene Zambrano, ofreció una rueda de prensa para informar la captura de siete integrantes de una banda criminal (entre ellos dos menores de edad), que llevó a cabo el robo con violencia en el interior del Centro de Estudios Regiomontanos, del Municipio de Guadalupe.
 
Los detenidos fueron identificados como Víctor Alejandro Armendáriz Sánchez, "El Negro" de 20 años de edad, Michel Armendáriz Sánchez, "El Michel" de 18 años, Javier Sifuentes Vázquez, "El Pelón" de 20, Juan Édgar Moreno Torres, "El Munga" de 19, y Édgar Ramiro Corona Cantú, "El Cuca" de 19 años.
 
Domene Zambrano informó que los menores Giovanni de Jesús de 17 años de edad, y Gerardo Gabriel, "El Yeyo" de 15, ambos alumnos del Centro de Estudios Regiomontanos, fueron quienes proporcionaron los datos a sus cómplices para realizar el atraco, por lo que fueron puestos a disposición del sistema de justicia para adolescentes infractores.
 
En una reunión celebrada el 15 de mayo (un día antes del robo), los menores de edad revelaron al resto de los ahora detenidos la ubicación de la oficina donde se guardaba dinero en efectivo, así como las pertenencias que acostumbraban llevar los estudiantes, entre ellas equipos de cómputo y smartphones, por lo que planearon el robo para sustraer la mayor parte de estas pertenencias en horario regular de clase, ingresando a las aulas y tomando por sorpresa a la mayor cantidad de alumnos que fuera posible.
 
El pasado 16 de mayo, la sociedad regiomontana vio con inquietud un nuevo episodio de inseguridad en la zona metropolitana, cuando un grupo de delincuentes ingresó al Centro de Estudios Regiomontanos, ubicado en la colonia La Hacienda, en Guadalupe, y ante la mirada de impotencia de personal administrativo, docentes y alumnos, perpetró un atraco que puso en evidencia la incapacidad de las autoridades por garantizar la seguridad de los jóvenes, ni siquiera en el interior de los planteles educativos.
 
Alrededor de las 10:40 horas, los delincuentes ingresaron armados con pistolas al plantel educativo y amagaron a empleados administrativos para despojarlos de un equipo de cómputo, 2 mil 600 pesos en efectivo y sus celulares.
 
Posteriormente se dirigieron a dos aulas donde se encontraban 20 alumnos de preparatoria y 15 de secundaria, a quienes con lujo de violencia sustrajeron sus pertenencias, y con palabras altisonantes y golpes arremetieron contra aquellos que tímidamente se negaron a ser asaltados.
 
El representante del Centro de Estudios Regiomontanos, Eber Maces Vázquez, reveló que durante el asalto una maestra fue golpeada y amenazada mientras uno de los asaltantes le arrebató su bolso de mano, al tiempo que las armas blandían en las inexpertas manos de los criminales, aumentando la tensión ante el riesgo de que una bala se escapase, situación que por fortuna no sucedió.
 
A los pocos minutos de ingresar, los atracadores salieron de la institución y huyeron a bordo de una camioneta Dodge Durango color blanco, cuyo propietario es el padre de Javier Sifuentes Vázquez, "El Pelón" de 20, uno de los ahora detenidos.
 
La indignación de los padres de familia de los afectados, a la que se unió la del resto de la sociedad, provocó que el Gobierno de Nuevo León, a través del Ejecutivo Estatal, fijase una postura donde lamentó los acontecimientos y ofreció una rápida investigación para dar con los responsables del atraco.
 
"Es algo que trastorna la convivencia y que no debemos de permitir, por eso tenemos que ser muy contundentes y muy claros en que los vamos a atrapar y que vamos a ser muy determinantes en la aplicación de la ley a estas personas como lo hacemos con cualquier otro caso", comentó.
 
SIN ANTECEDENTES O VINCULOS CON LA DELINCUENCIA ORGANIZADA

 
El Vocero de Seguridad, Jorge Domene Zambrano, destacó durante la presentación de los siete detenidos que ninguno de ellos cuenta con antecedentes criminales, y tampoco se les vincula a ninguna de las organizaciones criminales que opera en la entidad.
 
El funcionario estatal informó que tras las investigaciones se tiene conocimiento de que uno de los ejecutores del asalto se encuentra prófugo de la justicia, por lo que ya es buscado por la Agencia Estatal de Investigaciones, y se espera sea capturado en los próximos días.
 
A los detenidos se les decomisaron dos armas cortas calibre .38 mm, así como la camioneta Dodge Durango utilizada durante el atraco, además de una máscara de tela de color azul que utilizaron en el asalto con el logotipo de Monterrey y cinco equipos de comunicación. Sobre los aparatos y el dinero que fue sustraído no se dieron mayores detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada