domingo, 20 de mayo de 2012

¿El crimen organizado se ha vuelto a infiltrar en el Ejército ... - Sipse.com

Agencias
MÉXICO, DF.- Por primera vez en ms de una década, la Secretara de la Defensa Nacional (Sedena) de México entreg a la fiscala federal a tres generales de alto nivel, dos retirados y uno en activo, para que rindieran sus declaraciones sobre investigaciones que realiza la Procuradura General de la Repblica (PGR) por presuntos vnculos con el crimen organizado.

El general de Divisin Diplomado de Estado Mayor Retirado Toms ngeles Dauahare, y el an activo General Brigadier Diplomado de Estado Mayor Roberto Dawe Gonzlez, fueron trasladados este 15 de mayo por la noche a las instalaciones de la Subprocuradura de Investigacin Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), segn un comunicado del Ejército mexicano, informa  CNNméxico.

Por su parte, el general de Divisin Diplomado de Estado Mayor Retirado Ricardo Escorcia Vargas fue presentado este jueves 17 de mayo a las mismas instalaciones. Él haba sido removido de la Sedena desde el 2007, cuando fue sealado pblicamente de tener vnculos con el crtel de los hermanos Beltrn Leyva.

Desde la detencin de los generales Mario Acosta Chaparro y Francisco Quirs Hermosillo en agosto del 2000, la Sedena no haba detenido a ningn alto mando por presuntos nexos con organizaciones criminales, confirm Ral Bentez Manaut, académico de la Universidad Nacional Autnoma de México (UNAM).

Consider, sin embargo, que el caso del general ngeles Dauahare es "raro", debido a que estuvo muy poco tiempo en posiciones de mando en campo, que es el perfil que buscan los narcotraficantes y criminales, con el fin de poder transportar su mercanca libremente por el pas e incluso de manera internacional.

"Él es un general muy sui géneris, incluso aspir a ser secretario de la Defensa Nacional en el 2000 y en el 2006. Era un tipo muy reconocido, yo tengo una muy buena imagen porque se acercaba con intelectuales, con polticos, le gustaba discutir, entonces no tiene el perfil de un general corrupto", dijo en entrevista con CNNMéxico, antes de que la PGR anunciara su arraigo por 40 das.

Explic que generalmente los criminales buscan acercarse a generales que comandan directamente a tropas, lo cual no se cumple en el caso del general ngeles Dauahare.

Javier Oliva, académico y coordinador del diplomado en Defensa y Seguridad Nacionales de la UNAM, coincidi con Bentez respecto al perfil del general ngeles, a quien dijo conocer por sus actividades académicas.

"Me caus sorpresa al enterarme de la noticia", dijo al recordar que Oliva fue moderador en una mesa sobre seguridad nacional en un foro que organiz la Fundacin Colosio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en abril del 2012.

Jorge Chabat, investigador del Centro de Investigacin y Docencia Econmicas (CIDE), dijo que la infiltracin del crimen organizado en los cuerpos de seguridad no es algo que deba de sorprender.

"Es muy probable que dado la exposicin que tienen en el combate al narcotrfico, esta corrupcin haya estado presente desde hace muchos aos. Seguramente con casos aislados, porque no creo que sea generalizado, pero no me extraa que ocurra, ms bien lo extrao es que no hubiera ningn caso", explic en entrevista telefnica.

Contrario a la tesis de Bentez, Chabat consider que los delincuentes no necesariamente buscan a mandos que hayan estado en campo, sino altos mandos que los puedan informar de operativos que se estén planeando o acciones que se estén perparando contra algn crtel.

"Obviamente les conviene conctactar ms a altos mandos porque son de alguna manera personas que concentran ms ese tipo de informacin y no un soldado raso que realmente tiene muy poco conocimiento de todas las operaciones que se llevan a cabo", indic.

Los tres académicos coincidieron en el sentido de que, la estrategia del combate al crimen organizado ha abierto las puertas para que los militares tengan un mayor contacto con los grupos delincuenciales.

"El riesgo es latente, el riesgo es real y esto obliga precisamente al prxiomo gobierno a tomar decisiones muy importantes en materia de seguridad interior, de seguridad nacional para evitar esta posibilidad", dijo Oliva en entrevista.

Explic que estos casos hacen evidente la necesidad de contar un marco jurdico que defina claramente la participacin de las fuerzas armadas en el combate a la delincuencia organizada.

"En la medida en la que las fuerzas armadas han estado participando intensamente en esta tarea por rdenes del presidente de la repblica, no se ha dado por el lado civil y el poder legislativo, el marco jurdico correspondiente para las acciones que ellos mismos estn solicitando como la autoridad civil", agreg.

Los otros generales vinculados con el crimen organizado

Los generales Acosta Chaparro y Quirs Hermosillo fueron arrestados en agosto del 2000, por presuntos vnculos con el crtel de Jurez. Un par de aos después, ambos fueron sentenciados a 15 y 16 aos de prisin, respectivamente.

En el 2007, Acosta Chaparro recuper su libertad luego de que un tribunal federal le otorg un amparo por falta de pruebas que lo vincularan con organizaciones de narcotraficantes.

Quirs Hermosillo también fue absuelto del delito de operaciones con recursos de procedencia ilcita en el 2005, pero permaneci preso por otros delitos como el de fomento al trfico de drogas.

Acosta Chaparro fue asesinado de tres balazos en el Distrito Federal el 21 de abril de este ao y Quirs Hermosillo falleci en noviembre del 2006, como consecuencia del cncer.

"Quirs Hermosillo y Acosta Chaparro siempre fueron generales desplegados en zonas militares y en regiones militares y también tenan un expediente bastante cuestionable en materia de derechos humanos. Nada de esto tiene el general ngeles", record Bentez Manaut.

En el caso de Jess Gutiérrez Rebollo, el primer general en ser sentenciado por sus vnculos con el difunto jefe del crtel de Jurez, Amado Carillo, en 1997, también estuvo en posiciones de comando en campo.

Gutiérrez Rebollo fue sentenciado a 40 aos de prisin por delitos contra la salud y por violacin a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y Cohecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada