martes, 29 de octubre de 2013

Crimen organizado usa abandono de la niñez para reclutamiento - ElHeraldo.hn

Tegucigalpa,

Honduras

"Si dejáis que sean mal educados y corrompidos en sus costumbres desde niños, para castigarlos ya de hombres por los delitos que ya desde su infancia se preveía tendrían lugar, ¿qué otra cosa hacéis, más que engendrar ladrones para después castigarlos?", escribió Tomás Moro en su libro "Utopía" .

Para varias personas que trabajan en instituciones y Organizaciones no Gubernamentales (ONG) , atendiendo los problemas que golpean a la niñez, esta frase escrita por Moro en el año de 1516 -para la Inglaterra de aquel tiempo- se acomoda a la Honduras actual , donde los menores, al vivir bajo el desamparo estatal, están cayendo en las garras del crimen organizado, de las drogas y la prostitución .

Desde hace varios años, varias ONG vienen reportando que muchos jóvenes en áreas urbanas son coaccionados y amenazados por miembros de maras para transportar drogas o para el sicariato.

Incluso hay testimonios de expandilleros que revelaron que también eran coaccionados y otras veces reclutados por altos oficiales de Policía para cometer delitos como robo, extorsión, tráfico de drogas y hasta sicariato.

Ahora, las denuncias de estas organizaciones no gubernamentales de la utilización de menores de edad por parte de las bandas delictivas y el crimen organizado, se ve reflejado en las estadísticas del Centro Electrónico de Documentación e Información Judicial (CEDIJ) de la Corte Suprema de Justicia , que establece que entre el 1 de enero de 2009 y el 25 de octubre de 2013 se registran acciones judiciales contra 6,835 menores  de 12 a 18 años en los Juzgados de Letras de la Niñez y Adolescencia.

Este informe revela que cada año el número de menores infractores aumenta .

Innegable

De acuerdo con Carlos del Cid, coordinador a nivel nacional del Programa de Niñez y Adolescencia del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) , "no se puede negar que existe una cantidad de niños que están siendo utilizados por personas adultas para enrolarlos en el crimen organizado a través de las distintas modalidades".

Este fenómeno del reclutamiento se está dando más que todo en los barrios marginales, ahí donde las condiciones de pobreza son extremas.

En esos sectores donde no hay oportunidades de entretenimiento ni de trabajo para muchos jóvenes que ya están en una edad productiva -de 16 a 18 años-, entonces no falta quién los empuje a dos cosas: a aceptar propuestas de generar ingresos de forma indebida a través de la extorsión, del robo y luego, prometiéndoles placeres, los llevan a otros niveles como el crimen o el asesinato.

En todo esto está el consumo de drogas y alcohol, propiciado por el mismo crimen organizado, como un mecanismo para tener atrapados a los jóvenes. Así, unos caen atraídos y otros por presión.

Hay quienes usan a los infantes como sus sicarios o les ordenan robar o extorsionar porque saben que la ley los protege en términos de penas blandas, que están más orientadas a la rehabilitación que a la sanción.

Explicó que a los menores no se les pueden tipificar sus acciones contra la sociedad como delitos o crímenes, sino como infracciones, de acuerdo al Código de la Niñez y Adolescencia , una normativa que impone como pena máxima ocho años al menor que haya incurrido en una falta, por muy grave que esta sea.

Partiendo de estas estadísticas, hay que analizar las causales que están llevando a estos niños y adolescentes a verse obligados o empujados a esta situación delictiva.

Esos 6,835 infractores que menciona EL HERALDO hay que compararlos con la población hondureña que está entre los 13 y 17 años de edad, en ese rango estamos hablando casi de un millón de niños y adolescentes, entonces solo los casos judicializados son un 0.6 por ciento. Eso es grave porque si no se atiende rápidamente el problema, este irá creciendo y dentro de poco tiempo las cifras serán más altas, detalló.

Responsabilidad

"¿Qué está haciendo el Estado para atender este problema grave? ¿Qué está haciendo en prevención?", se preguntó el funcionario del Conadeh.

No nos están planteando soluciones integrales a la problemática que está viviendo la niñez, que está en las garras del crimen organizado.

La atención del Estado es un tema medular para que no haya niñez en condiciones de vulnerabilidad o riesgo social. ¿Qué se está haciendo en el tema de la rehabilitación de estos menores de edad que, por desgracia de las políticas económicas y sociales, y políticas del país, han caído en las garras del crimen organizado?", cuestionó.

Lamentó que el mismo Estado tampoco se interesa en la rehabilitación y reinserción de al menos unos 300 menores infractores que están internos en los centros Renaciendo, El Carmen, Sagrado Corazón y Jalteva .

Por su parte, el pedagogo Gabriel Perdomo, gerente del programa Global Communities , sostuvo que el Estado hondureño está en deuda con la niñez porque a través de los años no ha podido establecer políticas públicas que protejan a los menores de edad.

Recordó que la trata de personas, actualmente en Honduras, es un delito de gran magnitud que debe ser abordado con un estrategia integral".

Ley

Este tipo de reclutamiento e inducción al crimen es penado por la Ley contra la Trata de Personas, aprobada el 25 de abril del año pasado mediante decreto legislativo 59-2012 publicado en la Gaceta en fecha 6 de julio de 2012.

Esta legislación prohíbe todas las formas de trata, estableciendo penas severas que oscilan desde los 15 a los 20 años de prisión para aquellos que induzcan o recluten a menores de edad a cometer delitos.

La ley establece que: "Incurre en el delito de trata de personas quien facilite, promueva o ejecute la captación, la retención, el transporte, el traslado, la entrega, la acogida o la recepción de personas, dentro o fuera del territorio nacional, para someterlas a servidumbre, esclavitud o sus prácticas análogas, trabajos o servicios forzosos, mendicidad y embarazo forzado, matrimonio forzado o servil; tráfico ilícito de órganos, fluidos y tejidos humanos, venta de personas y explotación sexual comercial".

Esta ley se aplicará a la prevención y sanción de todas las formas de trata de personas, sea nacional o transnacional, esté o no relacionada con el crimen organizado, y a la atención y protección de las personas víctimas de estos delitos y la restitución de sus derechos.

Látigo

"No imitéis a los malos pedagogos que prefieren azotar a educar. Se promulgan penas terribles y horrendos suplicios contra los ladrones, cuando en realidad lo que habría que hacer es arbitrar medios de vida. ¿No sería mejor que nadie se viera en la necesidad de robar para no tener que sufrir después por ello la pena capital?", escribió Moro hace cinco siglos, como si estuviera viendo la Honduras del siglo XXI.

En 2013, menores han cometido 46 homicidios

En el 2012, de un total de 1,520 infracciones cometidas por menores de edad, un total de 96 casos, equivalente a un 6 por ciento, fueron homicidios, según el reporte del CEDIJ.

El robo acapara la mayoría de las cifras al reportarse 608 casos, que representan un 40 por ciento, mientras que la portación ilegal de armas se ubica en un segundo puesto con 350 casos, que significan un 23 por ciento.

Otro punto de suma preocupación es que a 228 menores (15 por ciento) se les practicaron juicios por tráfico de drogas.

El 61 por ciento de los casos ocurridos en 2012 los cometieron niños y el 39 por ciento, niñas.

De enero a octubre de 2013 las infracciones suman 1,328 casos, de los que 46 son homicidios y 28 son asesinatos, lo que implica que cada 5 días hubo un menor que segó la vida de otra persona en este año.

Ver más noticias de Al Frente

( )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada