sábado, 29 de diciembre de 2012

Cuatro de los civiles fueron localizados sin vida en el lugar además ... - El debate

El Fuerte.- Cuatro personas fueron ejecutadas a balazos en la comunidad de Vivajaqui, El Fuerte, hoy en la mañana.

Al parecer se trata de las personas que habían sido "levantadas" por sujetos desconocidos cuando se dirigían a Ocoroni, Sinaloa de Leyva.

Cuatro de los civiles fueron localizados sin vida en el lugar además de dos heridos.

Los cuerpos fueron identificados por sus familiares como Francisco y Armando Ceballos Nuñez, de 42 y 47 años respectivamente, el último con domicilio en la colonia Raúl Romanillo; Francisco Valenzuela Ochoa, de 25 años, con domicilio en el ejido Olas Altas y Marcos Chávez.

Las demás identidades aún no se confirmaban hasta el cierre de esta edición. Mientras que la persona herida es Édgar Armando Ceballos Basoco, de 25 años, vecino de esta ciudad.

El reporte del hallazgo de los occisos y los heridos se dio ayer a las 07:45 horas, en las inmediaciones del ejido Vivajaqui, sobre un camino de terracería que comunica con el río Fuerte.

Homicidio. Elementos de la Policía Municipal de El Fuerte, del grupo especial de la Policía Ministerial del Estado y del 89 Batallón de Infantería acudieron al sitio del reporte.

Ahí observaron seis cuerpos los cuales estaban bocabajo y colocados unos arriba de otros, tenían las manos esposadas entre ellos y los pies sujetados con un mecate de ixtle de color amarillo.

Al revisarlos, notaron que dos personas contaban aún con signos vitales por lo que se solicitó la presencia de la Cruz Roja.

Los paramédicos llevaron a los heridos a la clínica del IMSS del El Fuerte y de ahí al Hospital General de esta ciudad.

Además, observaron una cartulina blanca en la cual sus homicidas les dejaron escrito un narcomensaje.

Posteriormente el área fue asegurada y delimitada para que no fuera contaminada.

De manera extraoficial se dio a conocer que por las características físicas de los occisos, podría tratarse de las cinco personas reportadas como desaparecidas cuando se dirigían a la comunidad de Ocoroni, Sinaloa de Leyva.

Diligencias. Más tarde arribó al lugar el personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Los peritos recogieron como evidencia 17 casquillos percutidos calibre .40, así como dos pares de esposas y el narcomensaje.

Posteriormente los cuerpos fueron levantados del lugar luego de que el MP diera la orden, y fueron trasladados a una funeraria de esta ciudad.

Hasta ese lugar arribaron algunos familiares que identificaron a los cuatro occisos, lo cuales correspondían a los civiles "levantados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada