martes, 25 de diciembre de 2012

Ejecutan a 28 en cuatro estados; 7 eran policías - Diario Digital Juárez

Distrito Federal— Al menos 18 muertos, 8 heridos y tres vehículos calcinados dejó ayer una jornada de balaceras y emboscadas en los límites de Michoacán y Jalisco, zona de disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y la banda llamada Caballeros Templarios.

Además, la PGJE de Sinaloa reportó que en las últimas horas ocho personas perdieron la vida, y, en Guerrero, dos hombres fueron asesinados con lo que suman 28 muertos en cuatro estados del país.

Entre los asesinados por la emboscada en los límites de esos estados hay cuatro policías de Michoacán, tres de Jalisco; ocho presuntos delincuentes y tres civiles.

Las agresiones fueron protagonizadas por un convoy de 10 automóviles en el que viajaban unos 40 criminales.

Las autoridades de Jalisco y de Michoacán se contradijeron unas a otras sobre dónde y cómo iniciaron las balaceras y cómo se fueron desarrollando.

Para el gobierno jalisciense, la violencia empezó en el poblado michoacano Briseñas-Vista Hermosa, cerca de La Barca, cuando cuatro policías murieron al ser emboscados por el comando el cual posteriormente se habría trasladado a Jalisco; según una versión los policías no portaban chalecos antibalas.

En Michoacán la versión oficial indica que los enfrentamientos comenzaron en el estado vecino y luego ingresaron en su territorio.

Se presume que el grupo armado se dirigió hacia Sahuayo y disparó contra las instalaciones de Seguridad Pública, donde hirió a otro policía.

De ahí el grupo se dividió en dos: unos fueron a Ayotlán y otros a Quitupan. Estos últimos fueron interceptados por un comando rival en el Municipio Marcos Castellanos, lo que dejó un saldo de cinco presuntos criminales muertos y tres policías lesionados.

Ahí los delincuentes incendiaron un tráiler cargado con fruta y dos camionetas, los cuales los utilizaron para bloquear la carretera.

En Ayotlán el convoy de asesinos mató a tres policías y a un civil.

Tras el tiroteo, policías realizaron operativos en la zona limítrofe y en las inmediaciones de un rancho llamado el Quiringual encontraron los cuerpos de otros tres hombres con impactos de bala. En el tiroteo dos civiles fueron alcanzados por las balas y murieron horas después.

Elementos de la Policía del Estado de Jalisco y del Ejército se mantenían alerta en la zona limítrofe de ambas entidades, y hasta el cierre de esta edición no se reportaban más enfrentamientos del lado de Jalisco.

De acuerdo con informes policiales, grupos del crimen organizado como Los Caballeros Templarios y el Cártel Jalisco Nueva Generación sostienen desde hace varios meses una disputa por el control de la frontera entre Michoacán y Jalisco.La batalla ha dejado decenas de muertos y varios desaparecidos.

Más violencia 

En los municipios de Culiacán y Cósala, Sinaloa fueron asesinados ocho hombres.

En la parte serrana del centro de Sinaloa, la mañana de ayer fueron encontrados sin vida tres hombres que estaban en el acotamiento de la carretera que comunica el poblado El Papachal con la cabecera municipal Cosalteca.

En Culiacán, tres personas, incluido un chofer, fueron privadas de la vida bordo de un camión del transporte público de la ruta Lomas de Rodriguera.

En tanto, en la colonia Adolfo López Mateos, un desconocido fue descubierto sin vida también ayer en la mañana y en la sindicatura de Sanalona, en las inmediaciones del poblado Ayuné, otra persona desconocida fue hallada sin vida.

En tanto que en Guerrero, sujetos armados se enfrentaron a balazos en la comunidad del Paraíso, municipio de Atoyac de Álvarez, lo que dejó dos personas muertas. (Agencias/Con información de Reforma/Notimex/El Universal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada