jueves, 26 de abril de 2012

Mañana ejecutan a sentenciado a muerte en Texas - Sexenio, Extraordinary Life

Esta sería la quinta ejecución de condenados en los que va del año en Estados Unidos.
25 de abril de 2012      por Staff Sexenio        

Mañana ejecutan a sentenciado a muerte en Texas

El Departamento de Justicia de Texas tiene programada la ejecución de Beunka Adams para este jueves, un hombre de color no mayor a los 30 años que asesinó a tres personas blancas hace 10 años.

Se trata de la quinta aplicación de pena de muerte en lo que va del año, pero además se tienen programadas otras cinco ejecuciones para los próximos meses, la más cercana el dos de mayo, y la última el 14 de noviembre para Ramón Hernández.

La prisión Huntsville en el Suroeste de Texas será el escenario donde la inyección letal acabará con la vida de este reo que es uno más de los 2,400 ejecutados en Estados Unidos desde 1976 cuando se reinstauró la pena de muerte en este país.

A Huntsville le correspondieron más 480 muertes el año pasado, la siguiente será mañana. Desde 1849 opera esta prisión donde hasta 1923 el método de ejecución fue el ahorcamiento pero para el siguiente año se comenzó a usar la silla eléctrica.

Entre 1924 y 1964 fueron ejecutados en la silla eléctrica 362 reos por lo que se le bautizó como "Old Sparky".

Actualmente la ejecución es menos dramática, el método se ha cambiado a una serie de inyecciones que se aplican al reo mientras está tendido y sujetado en una cama. La primera es una dosis de somnífero, la segunda una sustancia que relaja los músculos y la tercera es cloruro de potasio que al cabo de unos minutos paraliza el corazón y mata a la persona.

Se dice que este proceso no causa dolor a los condenados pero existe el caso de Tommy Smith, ejecutado en Indiana en 1996 con quien por no poderle insertas las vías intravenosas para inyectarle el veneno estuvo consciente en todo momento.

El equipo estuvo 16 minutos becándole una vena en el brazo, después se pidió ayuda a un medico que intentó insertarle una aguja en el cuello sin éxito, finalmente le inyectaron las sustancia por una vena del pie, pero el condenado estuvo despierto durante el proceso cuando generalmente pierden la conciencia con un de los químicos que se les administran. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada