miércoles, 25 de julio de 2012

Campaña del PRI podría tratarse de dinero del crimen organizado - El Economista.com.mx

Tania Rosas / El Economista

A un lado de las banderas de México y del PRD hay un cuadro de la Virgen de Guadalupe. Más arriba, una imagen de Emiliano Zapata y la pintura de un hombre que baila la Danza del Venado, en Sonora, de donde es originario Jesús Zambrano, quien advierte que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es clave para que se esclarezcan las elecciones.

De corbata amarilla, sin saco y tras un escritorio lleno de papeles, explica a El Economista que en el PRI hay "halcones llenos de materia escatológica" y que a la campaña de Enrique Peña Nieto le inyectaron recursos que pudieron salir de particulares, gobernadores o, peor aún, del crimen organizado.

Entre manotazos comenta que es "urgente" que la Secretaría de Hacienda, a través de la CNBV, proporcione "toda" la información a las autoridades electorales para que "tope donde tope, se vaya al fondo" del caso Monex y del presunto lavado de dinero para financiar la campaña de Peña.

"Mientras más insiste el PRI en que son unas blancas palomitas, más aparecen como unos halcones llenos de materia escatológica. Muy lejos están de aquel poema del siglo pasado de que son aves que cruzan el pantano y no se manchan.

"No, (los priístas) están bien manchados; se han constituido en un verdadero atentado y lastre contra la democracia".

—¿Considera que el caso Monex podría ser más delicado que el Pemexgate?

Por supuesto, porque en el Pemexgate fue dinero público que se destinó, luego se demostró, a través del sindicato petrolero a la campaña del PRI. Pero hoy ni siquiera se sabe de dónde resultó ese multimillonario recurso. Lo inyectaron quiénes, ¿particulares, gobernadores o el crimen organizado?

Zambrano Grijalva, quien fue preso político en 1974, advierte que los partidos de izquierda no bajarán la guardia y asegura que el tribunal electoral no puede "ser sordo" al reclamo de la sociedad.

Con semblante serio, revela que ayer se comunicó con la procuradora de la República, Marisela Morales, a quien verá después del jueves, junto con el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, para entregarle personalmente un expediente de pruebas sobre el lavado de dinero en beneficio del PRI.

No quiere adelantar qué sucederá luego de la resolución del tribunal electoral, pero asegura que el sol azteca será responsable y se conducirá con respeto a la ley.

—En caso de que el tribunal electoral valide las elecciones, ¿el PRD va a mandar al diablo a las instituciones?

Hemos estado guiándonos en el marco de respeto irrestricto a la ley. Yo albergo la esperanza institucional de que el Tribunal valore el conjunto de las pruebas, realice todas las diligencias necesarias para que emita un dictamen con apego a la ley y a la Constitución. Quiero confiar en el Tribunal.

—¿El PRD dejaría que Peña Nieto tomara posesión?

No me quiero situar en ese terreno. Quiero esperar a que el Tribunal califique la elección y dejar muy claro que lo que nos interesa es que se respete la ley y la Constitución.

—¿Va a haber colaboración del PRD con el próximo Presidente, quien sea que el Tribunal valide?

Insisto en que vamos a actuar dentro del marco de la constitucionalidad.

Opina que a su partido le hace falta ser más propositivo y destaca que pugnarán por la democratización de los medios de comunicación porque "si no democratizamos el uso del esquema del gran abanico radioeléctrico, radio y televisión, este país no va a dar el salto adelante".

Afirma que los nuevos liderazgos del partido, más allá de Marcelo Ebrard y López Obrador, son los ganadores de las elecciones: Graco Ramírez, Arturo Núñez, Miguel Ángel Mancera.

tania.rosas@eleconomista.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada