martes, 24 de julio de 2012

Población juvenil es usada por el crimen organizado - ElHeraldo.hn

Tegucigalpa,

Honduras

La designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, reiteró que existe una política de irrestricto respeto a los derechos humanos en Honduras por parte del gobierno.

La funcionaria representó al Presidente Porfirio Lobo Sosa en un evento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Alto

Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF), donde aseguró que "es un momento importante de hacer una revisión del tratamiento de los jóvenes que cometen actos que riñen con la justicia".

"Sabemos que no solo en Honduras, sino que en toda la región, la población juvenil es usada por el crimen organizado".

"Este tema merece el compromiso de toda la sociedad, recordemos que el Estado es solo un garante, por ejemplo, la acción de la familia actúa y determina en gran medida la actuación de los jóvenes", manifestó Guillén.

"Particularmente, nos llama la atención, a diferencia del derecho civil que rige en una sola nación, que los derechos humanos trascienden las fronteras de las naciones, para convertirse en algo por lo que debemos de velar todos los gobiernos del mundo, y en esto el Presidente mantiene su voluntad y compromiso", acotó.

Aseguró que no hay nada más erróneo que creer que la seguridad violenta los derechos humanos, puesto que ambas van de la mano y no son incompatibles, pues el derecho a la vida es el primer derecho inherente.

Ver más noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada