martes, 28 de agosto de 2012

Ejecutan a un adulto ya una niña de 3 años - La Voz de la Frontera - OEM

Por Juan Galván y Luz Delgado

Terrible ataque contra una familia se suscitó en una casa de la zona urbana del ejido Saltillo, donde un hombre fue muerto a tiros y heridas tres personas más, incluida una niña de 3 años que murió cuando era atendida en el Hospital General.

De la Procuraduría de Justicia del Estado se dio a conocer que el occiso es quien en vida llevó el nombre de Uriel Mariscal Pérez, de 32 años; la infanta se llamó Dana Jazmín Bañuelos, quien era hija de Alfredo Bañuelos, de 26, quien también resultó herido de gravedad y Gilberto Carranza, de 37, el cual sufrió herida no letal.

Se dijo que en ese lugar, domicilio conocido del ejido en mención se llevaba a cabo una fiesta, ya noche el domingo llegaron al lugar tres camionetas tipo Jeep Cherokee, de una de las cuales descendió un tipo que sin más se dirigió a Uriel Mariscal al que le comenzó a disparar con un rifle, luego volvió el cañón de su arma hacia donde estaba Bañuelos y Carranza a los que les hizo varios disparos más.

Desafortunadamente Alfredo tenía a su hija en brazos, lo cual no le importó al desalmado asesino quien los hirió a los dos. Ahí quedó muerto el anfitrión, mientras que a los heridos con sus propios vehículos se les trasladó al nosocomio del ejido Nuevo León, de donde se les transfirió al Hospital General de Mexicali, donde finalmente la niña murió.

Agentes municipales y ministeriales acudieron al lugar donde iniciaron las pesquisas, iniciándose de inmediato la búsqueda del comando de las camionetas negras, pero sin resultado. Se procedió a acordonar el sitio para preservar la escena, donde los peritos de la Procuraduría de Justicia del Estado encontraron varios casquillos calibre 223 y 38, por lo que se estaba verificando para tratar de saber quién más disparó en el lugar.

A detalle se dijo que el occiso presentaba un impacto en la cara y otro en el pecho; la menor uno en el abdomen al igual que su padre, siendo Carranza el mejor librado quien sólo presentó un rozón.

Al cierre de esta edición no se tenían indicios claros del porqué de la agresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada