miércoles, 31 de octubre de 2012

Los juzgados valencianos ejecutan más de 93 desahucios cada día - levante.emv.com

RAMN FERRANDO VALENCIA Los juzgados de la Comunitat Valenciana ejecutan cada día más de 93 desahucios. La cifra supone que 16.835 familias y empresarios de Valencia, Alicante y Castelló perdieron su vivienda o negocio en los seis primeros meses del año, según los datoas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El lanzamiento judicial es el final de un proceso que dura de media unos dos años. Los juristas advierten de que la cifra puede aumentar sensiblemente en los próximos si no se toman medidas para proteger a las familias. En el conjunto de todo el Estado, las autoridades judiciales ejecutaron en el primer semestre del año 94.503 desahucios, una media de 525 al día.

En el año 2011, como informó Levante-EMV, la Comunitat Valenciana lideró las subastas por deudas en toda España. Los juzgados valencianos tramitaron el año pasado 15.000 subastas hipotecarias. Los últimos datos del Poder Judicial confirman la posición de liderazgo de la Comunitat Valenciana y revelan que en los seis primeros meses del año ya se han ejecutado más lanzamientos judiciales que en todo 2011.
Las cifras son frías pero contundentes: 93 desahucios al día, 647 a la semana y 2.806 al mes. Más del doble que el año anterior. El incremento de la tasa del paro en la Comunitat Valenciana hasta el 28,10% supone un mal augurio para los próximos meses.

El Gobierno ha venido rechazando la posibilidad de flexibilizar la ley hipotecaria alegando que la mayoría de los ciudadanos pueden atender a sus vencimientos y que en el derecho español ya cabe la dación en pago para saldar la deuda. Sin embargo, la ley es tan rígida que nueve de cada diez familias valencianas que tratan de zanjar su deuda con la entrega de su vivienda fracasan. La situación, según reconocen los jueces, es especialmente complicada en un momento en el que los desahucios han aumentado solo en la ciudad de Valencia un 20% en el último año.
El Colegio de Abogados de Valencia puso en marcha en junio un programa gratuito de intermediación hipotecaria para ayudar en las negociaciones con los bancos a las personas que no pueden hacer frente a sus cuotas. El Colegio de Abogados ha criticado la intransigencia de la banca y lamenta el muro que levantan la mayoría de las entidades cuando las familias tratan de alcanzar un acuerdo.

Los magistrados de Valencia, según apuntaron ayer fuentes judiciales, y los abogados defienden la necesidad de modificar el Código de Buenas Prácticas para frenar los desahucios de familias en riesgo de exclusión social y ampliar los requisitos para optar a la dación en pago. El principal escollo es que una de las condiciones para evitar la ejecución hipotecaria implica que la unidad familiar no cuente con ningún tipo de ingreso, incluidos los subsidios por desempleo. «El problema de los jueces es que no tenemos ningún margen. Un magistrado no puede modificar las leyes», lamentó ayer el juez decano de Valencia, Pedro Viguer.

En los últimos cuatro años, desde que comenzó la crisis, se han producido cerca de 350.000 ejecuciones hipotecarias en España. Los expertos pronostican que antes de que termine la crisis se pueden producir otras 200.000. Si se mantiene la progresión, uno de cada cinco desahucios se producirá en la Comunitat Valenciana.

Burjassot asiste a la familia del hombre que se lanzó al vacío
El alcalde de Burjassot, Jordi Sebastià, declaró a Levante-EMV que los Servicios Sociales municipales «se pusieron en contacto» ayer con la familia del hombre que saltó al vacío la pasada semana cuando vio a la comisión judicial que se dirigía a su casa para desahuciarle. Al no tener constancia de que la familia hubiera solicitado algún tipo de ayudas municipales, el consistorio ya está estudiando las posibilidades de implicarse en la ayuda a este vecino, que representa «un caso de necesidad extrema». Manuel fue hospitalizado en La Fe el pasado jueves después de precipitarse del balcón de su vivienda, en el barrio de Nucli Antic. Mañana, a las 19:30 horas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Burjassot ha convocado una protesta donde el pueblo «debe decir basta a la impunidad de la banca. Todos juntos tenemos que demostrar que no toleraremos que hayan más víctimas de los bancos». v. r. s. burjassot

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada