martes, 16 de septiembre de 2014

Ejecuciones de narcos canadienses, a la alza en México

Tras registrarse varios asesinatos de narcotraficantes de Canadá en México, han surgido indicios de que algunos de los grupos criminales canadienses.

Han estabilizado su cadena de suministro de drogas y han expandido sus operaciones, incluso aumentando las exportaciones de cocaína a Australia, destaca el sitio especializado en seguridad In Sight Crime.

Según un informe de la policía montada de Canadá (RCMP por sus siglas en inglés) al que accedió la prensa canadiense, por lo menos 10 personas de esa nacionalidad con presuntos vínculos criminales recibieron disparos o fueron asesinados en México entre 2008 y 2012.

Dentro de las víctimas se encuentran tres miembros de la banda United Nations –organización criminal con base en la provincia de Columbia Británica– y dos hombres con presuntas afiliaciones con la banda de motociclistas Hells Angels. Las muertes durante este período de tiempo coinciden con informes que afirman que los grupos criminales canadienses trataban de aumentar sus conexiones directas en México con el fin de sacar a los intermediarios de la cadena de tráfico de cocaína.

Otro indicio de que los canadienses pudieron haber fortificado sus conexiones con los mexicanos es el hecho de que Canadá ha aumentado su rol como un punto de transbordo para los cargamentos de cocaína que se dirigen hacia Europa y Australia.

La Comisión de Crímenes de Australia ha reportado que Canadá lleva la segunda mayor cantidad de cocaína al país después de Chile, que sirve como el punto principal de tránsito para la cocaína destinada a Australia. Tim Wilson -periodista canadiense establecido en México que ha reportado extensivamente sobre el crimen organizado- dijo a InSight Crime que los vínculos de drogas entre las dos naciones han sido reforzado también por su estatus compartido como países de la Commonwealth y por la similitud entre sus estructuras criminales, con las bandas de motociclistas jugando un rol principal en la actividad criminal.

Los narcotraficantes canadienses también han establecido su presencia en Filipinas. En enero, las autoridades de Filipinas llevaron a cabo redadas a varias propiedades en la ciudad de Manila, donde incautaron millones de dólares en cocaína, éxtasis y metanfetamina.

Durante la operación, cuatro canadienses fueron arrestados, dos de los cuales eran miembros de grupos criminales de Columbia Británica vinculados con los Hells Angels y según informes habían usado sus contactos con carteles narcotraficantes mexicanos para importar cocaína.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada