viernes, 19 de septiembre de 2014

Teorías de la conspiración del narco mexicano

La muerte de Francisco Blake Mora en un incidente aéreo ha abierto el camino para la última de una larga serie de teorías de la conspiración del narco en México.

De los que la agencia norteamericana especializada en seguridad, I noviembre 25, 2011Omar Granados La muerte de Francisco Blake Mora, quien fuera secretario de Gobernación, en un incidente aéreo abrió el camino para la última de una larga serie de teorías de la conspiración del narco en México.

 La agencia norteamericana especializada en seguridad InSight Crime (@InsightCrime) publicó su top 10 de estas teorías conspiracionales. Animal Político te las presenta a continuación.

Las teorías conspiracionales del narcotráfico en México.

10. Parrilladas con combustible humano

Hay numerosas historias sobre las formas en las que las organizaciones de tráfico de droga mexicanas se deshacen de los cuerpos de sus víctimas. Si bien hay algunas historias verdaderas como la disolución en ácido de los cadáveres, otras -muchas- son leyendas, o al menos, testimonios no confirmados. Estos mitos van desde dar de comer los cadáveres a tiburones, leones o cocodrilos, hasta sacrificar a los rivales en rituales satánicos. Entre las historias más creativas están la de Ramón Arellano Félix, del cártel de Tijuana, quien supuestamente lanzaba a sus víctimas al fuego y luego usaba sus cuerpos como carbón para cocinar carnes para él y sus hombres.

9. La muerte de un secretario en tres partes

Ramón Martín Huerta, un asesor de seguridad del presidente Vicente Fox y director de la AFI, murió tras el desplome de un helicóptero en 2005 (ésa es la parte I). Siendo secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño murió en un choque de avión en 2008. Su muerte levantó sospechas por dos razones: 1) el secretario viajaba con el asesor presidencial de seguridad y extitular y creador de la SIEDO, José Luis Santiago Vasconcelos; 2) su avión se estrelló cerca del centro de la capital del país, a un kilómetro de la casa presidencial (parte II). El 4 de noviembre pasado, unos días antes de su propio accidente fatal (parte III), José Francisco Blake Mora tuiteó: "Hoy recordamos a Juan Camilo Mouriño tres años después de su muerte, un ser humano que trabajó por la construcción de un México mejor". Tres accidentes aéreos sobre los que son incontables las teorías conspiracionales que explicarían supuestos atentados contra los funcionarios que iban a bordo.

8. La muerte de "El Señor de los Cielos"

Los narcos más grandes nunca mueren realmente. Los casos más recientes son Ignacio "Nacho" Coronel, del cártel Sinaloa y Nazario Moreno Gonzalez, "El Chayo", de la Familia Michoacana, ambos supuestamente asesinados por el Ejército mexicano el año pasado; ambos ahora supuestamente vivos y al menos uno de ellos, viviendo a todo lujo. Pero, para quienes investigan el tema, pocas muertes están más llenas de misterio que la de Amado Carrillo Fuentes, "El señor de los cielos", quien fuera el todopoderoso líder del cártel de Juárez. Para muchos, Carrillo Fuentes continúa con vida después de un arreglo que hizo con el gobierno, pero si crees que está muerto, aún hay muchas cosas por debatir: No murió en la Ciudad de México en una cirugía plástica, sino asesinado por el gobierno para luego inventar la historia. Otros dicen que sus guardaespaldas lo asfixiaron con una almohada. Pero el cuento sigue: Se especula que dos de sus cirujanos plásticos fueron encontrados cortados en pedazos y parcialmente metidos en cemento.

7. El complot contra Colosio

En 1994, tras recibir el dedazo para ir por la presidencia del entonces partido en el poder, el PRI, Luis Donaldo Colosio recibió tres disparos a quemarropa en un mitin en un suburbio de Tijuana. El hombre que fue capturado en la escena, Mario Aburto Martínez, dijo que actuó solo. Hasta hoy, pocos en México le creen, aún cuando fue sentenciado a 42 años de prisión por el crimen.

6. El asesinato del Cardenal

En 1993, hombres armados, aparentemente confundieron al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo con algún capo, y lo mataron en el aeropuerto de Guadalajara. Tres investigaciones federales y una exhaustivo libro llamado El asesinato de un cardenal, escrito por un exprocurador general, afirman que fue un auténtico error de unos traficantes que buscaban venganza. Pero para muchos otros, la forma en que los sicarios, que dispararon a buena distancia de tiro, no deja lugar a pensar en una confusión. El móvil, dicen algunos, es que los Arellano Félix apuntaron contra el cardenal por sus críticas contra los narcotraficantes y sus cómplices y estaban supuestamente listos para ventilarlos en público.

5. Si eres policía, entonces secuestras

De Río de Janeiro a Ciudad Juárez, la policía ha formado parte, desde hace mucho, del núcleo de muchos grupos criminales, así que se toma con muy poca sorpresa que el nombre del principal policía del país, Genaro García Luna, esté implicado en una banda de secuestradores. Esta banda, "La Flor", supuestamente incluye policías y expolicías y apunta a secuestrar personas de alto riesgo y grandes ganancias, asimismo se dice que controla el principal lugar o plaza de tráfico: el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Pero funcionarios no reconocen que tal grupo exista. Teóricos de la conspiración dirían que es precisamente porque García Luna, el actual titular de la SSP, la dirige.

4. Repartiendo las plazas

Después del arresto de Miguel Ángel Félix Gallardo en 1989, el cártel de Guadalajara -el primero de México- fue desbancado. El caos no se hubiera detenido hasta que alguien con la estatura de Félix Gallardo tomara el liderazgo y negociara una tregua. Así que supuestamente arregló una reunión en Acapulco (¿o Guadalajara?) en la cual capos de alto nivel y prófugos como los hermanos Arellano Félix, Joaquín Guzmán Loera, Juan José Esparragoza Moreno, entre otros, se repartieron las plazas. De acuerdo con esta teoría, "si cada niño tenía un juguete, todos estarían felices". Pero sabemos bien cuán compartidos son los niños apenas los padres los dejan solos.

3. El pacto del PRI

Muchos han intentado explicar la actual violencia en la ciudad de México citando la crisis del régimen priista que duró siete décadas. De acuerdo con esta teoría, el partido se arregló con los jefes del narco para mantener la violencia en niveles bajos y las ganancias altas a expensas del consumo de los estadounidenses. Y mientras algunos afirman que hay evidencia de un pacto, (incluso acusando , por ejemplo, a Raúl Salinas de Gortari), la realidad de una política de esconder un arreglo por feudos parece irreal. Aún así, la teoría es tan fuerte que algunos apoyan un regreso del PRI al poder en 2012 sólo para que reviva esta pax narca.

2. El PAN favorece a "El Chapo"

Desde que Joaquín "El Chapo" Guzmán escapó de la prisión en 2001, la teoría de la conspiración prevaleciente en México es que el Partido Acción Nacional favorece a Guzmán Loera y su cártel, el de Sinaloa. La teoría inicia con el escape mismo: ¿"El Chapo" escapó en un carro de ropa sucia o simplemente salió por la puerta del frente con el "permiso" del gobierno? Estos días la atención ha cambiado hacia el número de arrestos, pues durante el gobierno del PAN, se ha encarcelado significativamente menos delincuentes del cártel de Sinaloa en relación a sus rivales. Este análisis ha alcanzado niveles internacionales e incluso Calderón tuvo que negarlo, lo cual, de hecho, reforzó la teoría.

1. La DEA es el cártel más grande del mundo

La DEA nunca ha sido popular en la región, así que no sorprende que su papel en la lucha contra el narco sea el centro de numerosas teorías de las conspiración. El papel de la DEA en México data de los años ochenta y noventa cuando arreglaron el secuestro y la rendición de Humberto Álvarez Machain, como parte de sus esfuerzo para perseguir a los involucrados en el secuestro y asesinato en 1985 del agente de la DEA, Enrique Camarena. Quien por estos días fomenta esta conspiración es Jesús Vicente Zambada, quien además de ser hijo de "El Mayo", segundo del cártel de Sinaloa, enfrenta un proceso legal en Chicago por tráfico de drogas. Zambada dijo a la Corte que el gobierno de EU permite que su cártel trafique hacia aquel país a cambio de información sobre otras grandes organizaciones. La teoría algunas veces va más allá e implica que la economía de EU y sus contratistas de seguridad dependen del tráfico de droga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada