viernes, 19 de septiembre de 2014

Ejecutan a dos cañeros

Vicente, Oaxaca.- Dos productores cañeros de Tierra Blanca fueron ejecutados a balazos por unos sicarios que los interceptaron cuando viajaban en una motocicleta Honda.

En el entronque a la ampliación La Palma, municipio de Vicente, Oaxaca. Según evidencias, el copiloto brincó de la motocicleta y pretendió correr para salvar su vida, pero quedó tendido en el camino, con varios balazos por la espalda. El operador, recibió varios disparos en el cuerpo.

Los cadáveres fueron reconocidos anoche como José Manuel Herrera Clemente, de 45 años de edad, de barrio Torreón, en Tierra Blanca, e Isidro Alarcón Islas, de 36 años, con domicilio en El Nanche, del mismo municipio.

Agentes judiciales de Acatlán y peritos técnicos criminalistas de Tuxtepec, Oaxaca, aseguraron 24 cartuchos percutidos calibre 9mm y 38 súper en la escena del crimen. A un lado de los cuerpos se encontró un folder con un mensaje, del que no se dieron pormenores.

La ejecución ocurrió alrededor de las dos de la tarde del miércoles cuando José Manuel e Isidro Alarcón viajaban en una motocicleta Honda azul con blanco, 125, placas 1RCS7 de Oaxaca, por un camino de terracería que comunica de Tetela a La Palma.

En el entronque a la ampliación La Palma, al menos dos sujetos armados con pistolas calibres 9mm y 38 súper, salieron al paso y los ejecutaron.

Las víctimas quedaron tiradas a un lado del camino con varios disparos en el cuerpo que ocasionaron su muerte al instante.

Una llamada anónima confirmó la ejecución de los ocupantes de una motocicleta e incluso aseguraron que estaban vivos tirados en el camino, "creyeron que habían sido atropellados", indicaron fuentes extraoficiales.

La Policía Municipal de Acatlán de Pérez Figueroa confirmó el doble asesinato, acordonó la zona y lo notificó a agentes judiciales para realizar las diligencias e investigaciones necesarias en torno a los hechos.

La fiscalía del fuero común inició anoche un expediente por las ejecuciones, recibió diligencias y según los primeros informes, las víctimas eran productores cañeros y uno de ellos, estaba por salir de jefe de grupo de cortadores.

Los cuerpos de las víctimas fueron subidos a la batea de una patrulla y enviados al anfiteatro municipal para las diligencias e investigaciones necesarias.

Según se conoció, en la escena del crimen se aseguraron 24 cartuchos percutidos y un mensaje, pero se desconoció dedicatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada