martes, 25 de septiembre de 2012

Ejecutan y entierran a mecánico en la Tercera Chica - Pulso de San Luis

Un mecánico fue ejecutado por delincuentes, el sábado pasado sus familiares reportaron que había sido "levantado" por hombres armados y ayer su cuerpo fue localizado enterrado en una finca abandonada y en ruinas, que se ubica por el rumbo de la colonia Tercera Chica.

La tarde de ayer se alertó a las autoridades sobre la localización de un cuerpo enterrado en una vivienda abandonada que se ubica en la Segunda Privada de Jaime Sordo, en Las Terceras, pegada a las vías del ferrocarril.

El agente del Ministerio Público de alto impacto, personal de Criminalística y Servicios Periciales, así como elementos de la Policía Ministerial del Estado acudieron al lugar para iniciar las investigaciones.

En una casa  abandonada y en ruinas, enterrado a poco más de un metro de profundidad, encontraron el cuerpo del hombre que en vida respondió al nombre de Fernando Enrique Quiroz Servín, contaba con 31 años de edad y según trascendió, fue "levantado" el sábado pasado por hombres armados en su taller mecánico que se ubica en la avenida San Pedro.

Sus familiares, al enterarse de que los delincuentes habían "levantado" a Fernando Enrique, dieron aviso a las autoridades y formularon la denuncia de pesquisa, para que se iniciaran las investigaciones para localizarlo.

Ayer fue localizado el cuerpo del desafortunado mecánico, que según trascendió, tenía cubierta la boca y nariz con cinta gris metálico, lo que le habría  provocado la muerte por asfixia.

El cuerpo también  presentaba golpes contusos en diferentes partes, lo que indica que poco después de "levantarlo", lo golpearon y no tardaron mucho en matarlo, porque, de acuerdo al estado de descomposición, tenía aproximadamente 48 horas de haber muerto según informaron las autoridades.

El representante social ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Servicio Médico Legista para que le fuera practicada la necropsia de ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada