martes, 25 de septiembre de 2012

En Torreón, ejecutan a siete en un sepelio; hay 27 heridos - La Jornada en linea

Torreón, Coah. Una familia que acudió a un entierro en el panteón particular Jardines del Tiempo, ubicado a pocos metros de distancia de la XI Región Militar, en bulevar Torreón-Matamoros y confluencia con bulevar La Libertad, fue atada con ráfagas de metralla, muriendo en el cementerio cuatro hombres.

Posteriormente fallecieron en distintos hospitales de la ciudad una niña de siete años, una mujer y un hombre. Personal de la Fiscalía General de Coahuila indicó un saldo final de 27 lesionados. Tres de los hombres ultimados fueron identificados como Miguel Ángel Alfaro Rodríguez de 26 años, Julio Alvarado Montes y Luis Eduardo Valdés Jara.

En vísperas de la visita que realizará este martes a Coahuila el Secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, las autoridades reportaron que a las 16:20 horas del lunes se activó el código rojo por llamadas que alertaban sobre un tiroteo en el interior del panteón.

Allí se realizaba el entierro de Ricardo Valdés Bolívar, alias El Bebé, de 27 años, asesinado la madrugada del pasado sábado en ejido Tacubaya, en el municipio de San Pedro de las colonias. Con impactos en cabeza y tórax el cadáver del joven se localizó en el interior de un automóvil BMW de reciente modelo con un cartel pegado al cuerpo, atribuible a la delincuencia organizada.

Para despedirlo, la familia se hizo acompañar de un conjunto norteño sin imaginar que serían emboscados en el cementerio. En dos camionetas tipo Ram, sujetos armados llegaron estacionándose en el exterior y abrieron fuego detrás de las pequeñas bardas perimetrales, acabadas con rejas de acero.

Sobre el área de sepulturas quedó el cuerpo sin vida de uno de los músicos, así como de tres adultos no identificados. También fue lesionada la niña, quien murió minutos después en un hospital.

El terror hizo presa a los asistentes quienes corrieron en diversas direcciones para ocultarse tratando de preservar la vida, aunque más de una veintena de personas resultaron lesionadas, en tanto que familiares y amigos del joven asesinado repelieron la agresión.

Tras concluir el ataque las autoridades localizaron cinco armas escondidas en una tumba anexa a la fosa

donde se enterraría el cuerpo; un arma calibre .45 milímetros y cuatro de .9 milímetros, así como múltiples casquillos percutidos entre los que destacan de 7.62x51 Fall, lo que confirma que los asistentes repelieron de igual forma la agresión con rifles de asalto.

Se confirmó además que 27 personas resultaron heridas, motivo por el cual fueron trasladadas a hospitales en ambulancias, patrullas de la policía preventiva y vehículos particulares. En el cementerio se ubicaron además múltiples casquillos percutidos del rifle conocido como Cuerno de Chivo.

Aunque un helicóptero de la Policía Federal Preventiva inició un sobrevuelo alrededor de las 6:30 de la tarde por los bulevares en mención, que duró alrededor de 30 minutos, no se reportaron detenidos, presuntos responsables del ataque.

 

Diversos hospitales se mantienen con custodia policial ante el temor de que las personas lesionadas sean asesinadas por grupos armados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada